fbpx

6 claves para una alimentación saludable

¿Cansado de poner todo tu trabajo en el gimnasio y no conseguir los resultados esperados?

Muchas personas muestran determinación y esfuerzo constante, pero no alcanzan sus objetivos. Si esto te resulta familiar, el siguiente paso lógico generalmente es encontrar un entrenador personal con experiencia.

Pero, si aún no estás preparado para dar ese paso, o si simplemente prefieres hacerlo solo, aquí te presentamos 6 consejos que te ayudarán a mantener hábitos saludables.

1. Conceptos básicos nutricionales

Si preguntas a casi cualquier dietista-nutricionista, te dirá que, independientemente de tus objetivos de entrenamiento, la alimentación es un factor determinante de tu progreso. La comida es el combustible que te ayuda a alcanzar tus objetivos y sin una nutrición adecuada a través de alimentos de calidad, es muy probable que te estanques. Olvídate de batidos y suplementos hasta que tengas tu alimentación diaria bien planificada. Tu dieta deberá estar basada en frutas, verduras, carbohidratos complejos, legumbres, proteínas (no te olvides de las vegetales) y grasas (además del aceite de oliva tienes disponibles palta, nueces, salmón…).

2. Prográmate las comidas

Independientemente de lo que estés haciendo, prepárate la comida con anticipación y así tendrás una mayor oportunidad de lograr tus metas. Lo mejor es que te prepares la comida de hoy el día anterior. Con esto nos aseguraremos de que no comemos cualquier cosa o nos saltamos comidas.

3. Come más

Comer menos puede perjudicar tu rendimiento en el gimnasio y bajar tu metabolismo (reduciendo el consumo de energía en reposo). No hay un criterio claro si es mejor comer 3 ó 6 veces al día, aquí cada uno «vende su libro», pero busca aquella frecuencia que te resulte más cómoda y consume alimentos de alta calidad nutricional y que encima estén buenos. ¿Sigues pensando que un batido de protes es la mejor cena?

4. Come de forma consciente

Olvídate de comer delante del televisor o mandando whatsapps. Si comes acompañado, en un ambiente tranquilo y conversando, disfrutarás mucho más de la comida. ¡Desconecta del frenesí diario, tomate tu tiempo y disfruta del momento!

5. Fundamentos en la construcción de los músculos

Si hablas con cualquier entrenador personal, te dirán que hay ciertos elementos básicos en la construcción muscular. En primer lugar, quizá necesites aumentar la ingesta de proteínas completas, aunque con la dieta occidental solemos ir bien servidos. En el gimnasio entrena con pesas de dos a cuatro veces por semana, depende de tu preparación previa y tu tiempo disponible. Nunca subestimes la importancia del descanso. Recuerda, el tejido muscular crece fuera del gimnasio, cuando estás dando al cuerpo tiempo para relajarse y dejar que se recupere.

6. No hagas trampas

No tomes atajos para querer obtener resultados inmediatos. En cada sesión de entrenamiento esforzate más allá de dónde sueles llegar habitualmente. Y olvídate de los productos que se ofrecen como “casi milagrosos”, mejor lo natural.